Tratamiento de invierno en almendro

El almendro es un árbol frutal que tiene su origen en el Mediterráneo oriental por lo que su comportamiento genético -requerimiento de horas frío, época de floración, tipo de hoja...- está adaptado a invierno suaves con ausencia de heladas tardías. El aumento de la demanda de este fruto y su tolerancia a la aridez y bajos requerimientos en labores y tratamientos ha favorecido un aumento de la distribución de este cultivo alejándose de su nicho ecológico de corte mediterráneo. Generalmente, en esta zona, el almendro se ha tratado de forma marginal, relegando su cultivo a zonas de meseta o suelos con peores condiciones agronómicas que someten al frutal a un estrés adicional y lo vuelven más vulnerables a la entrada de enfermedades. Con el fin de reducir la proliferación de estas enfermedades durante el ciclo vegetativo del almendro, se recomienda realizar tratamientos de invierno. A modo de guía general se pueden recomendar una serie de tratamientos dependiendo del estado fisiológico del árbol:

- PRIMER TRATAMIENTO. Con oxicloruro de cobre a 50% de hoja caída.
- SEGUNDO TRATAMIENTO. Con oxido cuproso o sulfato cuprocálcico a 75% de hoja caída.
- TERCER TRATAMIENTO. A la salida de invierno, en estado fenológico de botón rosa:

Comments (0)